Otoño (ARiMagritte)

Cae al marchar la primera hoja de este otoño
no volverán esos días tan felices de agosto
Olvidarás las promesas que me hiciste aún no hace tanto,
pensarás que valió la pena hacerme tanto daño.

Dejarte entrar en el corazón de una tonta enamorada,
recordarás promesas soñadas en tu almohada, déjalo ya
si no volverán los sueños del pasado,
olvidarás que algún día me has amado

Pronto sabrás lo que duele el frío de otoño
Vas a recordar los días felices de agosto
que no volverán, ya solo son recuerdos del pasado
Me pensarás y sabrás que todo fue verdad

Cae al marchar la primera gota de este otoño
no llueve aún, es tu lágrima al verme marchar.

Caen las hojas y bajan las temperaturas. 
A ratos llueve y enseguida sale el sol en los días caprichosos y así salen a saludar las setas.
Las recogemos y las cocinamos con pausa, pensando en la chimenea que nos espera, en el paseo por la playa vacía, en el olor a verde del bosque…
Es otoño y las castañas nos invitan al magosto para calentarnos las manos después de recorrer senderos entre piedras y agua.